miércoles, diciembre 2

Las zonas que te ayudarán a llegar al orgasmo

Por Rosalba Vázquez

El clítoris contiene 8 mil terminaciones nerviosas, sin embargo, no garantiza el orgasmo. Son muchas las mujeres las que no llegan al clímax debido a que no reciben la estimulación correcta.

Primera recreación del clítoris en 3D realizada por la investigadora Odile Fillod durante el 2015.
Imagen: Imprimalia 3D

La obra titulada Vagina fue escrita por Naomi Wolf, la reconocida feminista autora de The Beauty Myth. En su nuevo trabajo nos cuenta que cuando una mujer anticipa en su mente un encuentro sexual se produce una lluvia de estimulantes naturales en el cerebro, entre los que está la dopamina, un neurotransmisor que produce: motivación, confianza, concentración en objetivos concretos y un sentido de seguridad en sí misma. Wolf la llama “la hormona femenina por excelencia”. Luego, cuando la mujer tiene un orgasmo libera oxitocina, hormona relacionada con el afecto, el apego y la conexión entre las personas. Con este coctel químico producido en el cerebro gracias al estimulo de la vagina, este órgano no solo es un centro de placer, sino un mediador de la confianza y la creatividad femenina. Así, el placer sexual es, en últimas, un medio para la libertad de la mujer.

El estímulo de la vagina es un acto que comúnmente realiza la pareja para que la mujer logre el orgasmo. El error es creer que las únicas fuentes de placer se encuentran en el clítoris o la vagina, privando así a la mujer de poder disfrutar de la inmensa variedad de experiencias orgásmicas que pueden experimentar.

La clave puede estar en alargar los preliminares que más adelante se mencionará, esto para retrasar el momento del coito hasta lograr que la mujer esté verdaderamente excitada.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Concordia, Canadá, aseguran que los siguientes puntos logran producir un gran placer.

Imagen de Estilo de vida

Besos

Este sencillo requisito logra desencadenar un sin fin de hormonas y neurotransmisores; incluso, es capaz de generar orgasmos sin necesidad de tener un contacto genital. Los labios son la zona erógena más expuesta y tienen 100 veces más sensibilidad que nuestros dedos.

Cabello

Los masajes en la cabeza  suelen relajar, pero hay a quien le resulta especialmente excitante que toquen esta parte. Si se ejerce una presión suave con los dedos sobre el centro de las sienes a modo de masaje, se logrará causar gran satisfacción.

Vientre

Algunas mujeres logran sentir una excitación en esta zona del cuerpo, sobre todo en la parte más cercana al pubis. El ombligo, además, es una región del cuerpo especialmente sensible, y por tanto, susceptible a excitar. Así que es recomendable jugar con esta zona para causar placer.

Orejas

Las orejas han resultado ser una zona erógena bastante sensible. Puedes acariciar con los dedos, mordisquear, besar, lamer e ir dando cobertura al resto de la zona, es decir, detrás de estas, recorrer por la cabeza y el cuello hasta bajar por la espalda.

Brazos y piernas

La zona más sesible del brazo de una mujer es justamente a la mitad contrario al codo. Se puede estimular esta zona con la lengua ejerciendo un poco de presión. Por otra parte, los muslos se encuentran cerca a los genitales y una  correcta estimulación provocará que aumente el deseo y placer.

Pechos y pezones

Masajear suavemente por los costados cubriendo con las manos poco a poco desde la parte inferior del pecho hacia los laterales y arriba, como si se estuviesen sujetando y aplicando un poco de fuerza. La clave está en acariciar, lamer, masajear y besar las glándulas mamarias.

Es importante tomar en cuenta estas y más partes del cuerpo que pueden ser estimuladas para lograr un orgasmo. En muchas ocasiones hemos sido influenciados con comentarios e información que parece ser la única manera correcta y precisa para lograr placer, sin embargo, es indispensable conocer nuestro cuerpo para lograr comunicarle a la pareja lo que más nos gusta  y así tener experiencias inolvidables para ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *