miércoles, diciembre 2

Cólicos menstruales

Por Viviana Gaytán

Foto de voyasermama.com

Existen mujeres adolescentes y adultas que tienen periodos menstruales ligeros y cómodos, y otras que tienen periodos abundantes o cólicos dolorosos. Los cólicos pueden llegar a ser el motivo principal por el que las mujeres faltan a la escuela, el entrenamiento o el trabajo. Además esto puede llegar a afectar su vida social, cuando el dolor es tan intenso que no puede salir de casa ni siquiera para asistir a eventos sociales con sus amigos.

Y aunque los cólicos menstruales son considerados como algo normal, muchas mujeres aún no tienen bien definido el término médico dismenorrea.

Foto de Panadol

Este se refiere a los periodos dolorosos y difíciles. Según el sitio Center for Young Women’s Health, existen dos tipos de dismenorrea: la primaria y la secundaria.

La dismenorrea primaria  es el tipo más común. En ella, los cólicos (el dolor en la parte inferior del vientre o de la espalda), pueden ocurrir 1 ó 2 días antes de que comience el periodo y durar hasta cuatro.

La dismenorrea secundaria  se presenta cuando los cólicos se deben a problemas médicos como la endometriosis (cuando el tejido endometrial se engrosa y crece en otros órganos pélvicos, como los ovarios o las trompas de Falopio) y la enfermedad pélvica inflamatoria.

Los cólicos menstruales, según Guías de la salud, son causados por contracciones del útero a medida que la sangre deja el útero.

Foto de hola.com

“La capa del útero libera sustancias especiales llamadas prostaglandinas, que incrementan la intensidad de las contracciones, especialmente cuando los niveles son más altos, y causan náusea y mareos”.

Si sientes cólicos menstruales muy dolorosos, habla con tu médico más cercano acerca de algunas opciones que puedas tomar para disminuirlos.

La división de ginecología del Boston Children´s Hospital hace la siguiente recomendación a mujeres con este problema:

« Si los cólicos son muy dolorosos, podrías tomar un medicamento de venta libre por uno o dos días. Ese tipo de medicamento, llamado antiprostaglandinas, alivia la molestia, hace que el flujo sea más ligero, y hace que el útero se acalambre menos. Busca un medicamento de venta libre como ibuprofeno y naproxeno. En cuanto sientas una molestia, tómalo cada 4 a 6 horas o según lo que te diga tu prestador de servicios médicos. Tómalo durante las comidas, que este tipo de medicamento puede caerte mal al estómago. Lee la etiqueta para saber cuánto y con qué frecuencia tienes que tomarlo. No es recomendable tomarlo si eres alérgica a medicamentos tipo aspirina o si tienes problemas con el estómago. Es fundamental que no tomes más de lo recomendado o prescrito».

Foto de Cultura Colectiva

Los remedios naturales, como colocar compresas calientes sobre el abdomen o tomar una ducha con agua tibia también pueden resultar efectivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *