sábado, diciembre 5

Se cumplen 166 años del nacimiento de un grande: Oscar Wilde

Por Erika Villagomez Canell

A 166 años del nacimiento de este famoso escritor y dramaturgo, te damos a conocer la historia de su vida.

Oscar Fingal O’ Flahertie Wills Wilde, -mejor conocido como Oscar Wilde-, nació el 16 de octubre de 1854 en Dublín, Irlanda, bajo el seno de un par de exitosos intelectuales del lugar: la escritora Joana Elgee y el cirujano William Wills-Wilde. Fue un reconocido escritor, poeta y dramaturgo irlandés.

Durante su infancia, Wilde comenzó a demostrar su inigualable inteligencia al adquirir fluidez en el francés y el alemán y poseer conocimiento de griego e italiano. Más adelante, asistió a la Portora Royal School en Eniskillen, condado de Fermanagh, y al Trinity College en Dublín.

Ingresó a la Universidad de Oxford en 1874, donde se convirtió en un alumno destacado gracias a su interés por estudiar los clásicos y a la escritura de poesía, logrando ganar el Premio Newdigate de poesía con su obra Ravenna (1878).

Después de graduarse del Magdalen College, Oscar Wilde volvió a su ciudad natal, donde conoció a su primer amor, Florence Balcombe, quien lo rechazó y se casó con el escritor Bram Stoker. Esta triste situación, lo llevó a pasar seis años en Londres, en donde conoció a Constance Lloyd, quien se convirtió en su cónyuge y en la madre de sus dos hijos: Cyril y Vyvyan.

Así comenzaron los años de oro de Wilde, pues en 1888 publicó su libro de cuentos El príncipe feliz, teniendo un éxito increíble. Esto lo inspiró a publicar también obras como El retrato de Dorian Gray, (su única novela), El crimen de Lord Arthur Saville, Intensiones y otras obras.

Algunos años después, se dedicó a escribir obras de teatro para las más influyentes personalidades de la escena londinense, surgiendo así obras como El marido ideal, Salomé, El abanico de Lady Windermere, entre otros.

Pero su brillo fue opacado posteriormente tras un desafortunado hecho: después de recibir una carta del padre de lord Alfred Douglas, su gran amigo; y de denunciar a ese hombre por calumnias, Wilde fue acusado de sodomía y de grave incidencia, siendo condenado a dos años de trabajos forzados.

 

La situación anterior dejó devastado al escritor, pues se vio involucrado en fuertes polémicas que obligaron a su esposa a divorciarse de él y a no permitirle ver a sus hijos, además de que cambió su apellido y el de los pequeños.

Terminada su condena, Wilde cambió su nombre y apellido por los de Sebastián Melmoth, lo cual le sirvió para emigrar a París, lugar donde pasó los últimos años de su vida. Vivió fragilidad económica, problemas de salud y alcoholismo. Finalmente, falleció el 30 de noviembre de 1900 a causa de meningitis.

La vida y obra ejemplares de Oscar Wilde, han hecho que el mundo entero no pierda memoria de él, preservando todas sus creaciones literarias generación tras generación, traspasando la ilusión de un príncipe feliz a cada infante y dejando huella en cada lector, adulto o pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *